Localizacion de Marbella


Localizacion de Marbella

Informacion sobre Marbella que pertenece a la provincia de Málaga

Marbella es una ciudad y un municipio del sur de España, perteneciente a la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía. Está integrada en la comarca de la Costa del Sol Occidental y es la sede de la mancomunidad de municipios homónima y la cabeza del partido judicial que lleva su nombre.

Marbella está situada a orillas del Mediterráneo, entre Málaga y el Estrecho de Gibraltar, y en la falda de la Sierra Blanca. Su término municipal ocupa una superficie de 117 km², atravesados por la autovía y la autopista de peaje llamadas del Mediterráneo, principales accesos al municipio.

Con 136.322 habitantes según el censo de 2010, es el segundo municipio más poblado de la provincia y el octavo de Andalucía. Además, es una de las ciudades turísticas más importantes de la Costa del Sol y durante la mayor parte del año es centro de atracción del turismo internacional gracias principalmente a su clima y su infraestructura turística. Aunque menos conocido, la ciudad también cuenta con un significativo patrimonio arqueológico y con varios museos y espacios escénicos, así como un calendario cultural con eventos que van desde el reggae hasta la ópera.

Pionera de la industria siderúrgica española en el siglo XIX, Marbella experimentó una expansión y crecimiento continuos a lo largo de las últimas décadas del siglo XX, desarrollando una economía basada en la construcción y la oferta turística destinada a visitantes y residentes temporales de medio y alto poder adquisitivo. El desarrollo de la industria turística y la prosperidad derivada de ella (el municipio concentra entre el 7 y el 10% del PIB de Andalucía según algunas fuentes ) han atraído a una población de origen diverso, pero también han propiciado la actividad del crimen organizado internacional, que, junto con los escándalos de corrupción institucional, ha marcado la imagen de la Marbella contemporánea.

El término municipal marbellí ocupa una franja que se extiende a lo largo de 27 kilómetros de costa, refugiada por las laderas del Cordón Montañoso Litoral penibético que forman las sierras Bermeja, Palmitera, Real, Blanca y Alpujata. Debido a la proximidad de la sierra con la costa, la ciudad presenta un gran desnivel entre las partes norte y sur, propiciando así vistas del mar y la montaña desde casi todos los puntos de la ciudad. El litoral está fuertemente urbanizado. La mayor parte del suelo no edificado corresponde a campos de golf o son pequeñas zonas residuales.

Marbella limita al norte con los municipios de Istán y Ojén, al noroeste con Benahavís, al oeste con Estepona y al este con Mijas.

Se distinguen cinco unidades geomorfológicas: Sierra Blanca, piedemonte de la Sierra Blanca, lomas y colinas, vegas y dunas. La Sierra Blanca se sitúa en la zona más central, cubriendo prácticamente el núcleo urbano antiguo. Esta sierra posee tres grandes picos: la Concha, situado más al oeste, de 1.215 m de altitud; la Cruz de Juanar, al este (dentro ya del término municipal de Ojén), de 1.178 m de altitud; y el Cerro Lastonar, situado entre los dos anteriores, el más alto, con 1.270 msnm.

La topografía de Marbella se caracteriza por la presencia de extensas llanuras litorales formadas a partir de materiales erosionados. Tras las llanuras se extiende una zona de altitudes entre los 100 y 400 msnm, ocupada por cerros y lomas, detrás de la que se alzan el piedemonte y el abrupto relieve de la sierra.

La costa es en general baja y arenosa, con playas que van siendo cada vez más extensas cuanto más al este nos encontremos, entre el puerto pesquero y el de Cabopino. A pesar de la intensa urbanización del litoral, aún se conserva una zona de dunas en el extremo oriental del municipio, las Dunas de Artola.

La totalidad del municipio se encuadra dentro de la Cuenca Mediterránea Andaluza. Los cursos de agua son cortos y salvan grandes pendientes, por lo que a menudo generan torrentes. Entre ellos destacan el Guadalmina, el Guadaiza, el río Verde y el río Real, que recogen la mayor parte del agua del término municipal. La irregularidad del régimen de lluvias tiene como resultado que los cursos de agua sean intermitentes, estando a menudo secos en verano. Los numerosos arroyos que atraviesan la ciudad han sido embovedados en su mayoría.

El embalse de La Concepción abastece a la población de agua potable; aparte de éste existen otros como el Viejo y el Nuevo de la antigua Colonia de El Ángel, o el de Las Medranas, de la Colonia de San Pedro Alcántara, que servían para el riego de las plantaciones.

Marbella está protegida en su franja norte por las montañas litorales de la Cordillera Penibética y ello hace que la ciudad goce de un microclima que origina una temperatura media anual de 18 °C. En ciertas ocasiones los picos más elevados de la sierra aparecen cubiertos de nieve, que se suele derretir en uno o dos días. Las precipitaciones rondan la media de 628 l/m² mientras que las horas de sol al año son unas 2.900.

A pesar de la presión urbanística aún se conservan reductos naturales en la sierra, donde se encuentran castaños, cerezos, helechos, pinsapos de repoblación, pinos carrascos, piñoneros, insignes y resineros. La fauna está representada por águilas reales, perdiceras, culebreras, azores, halcones peregrinos, buitres leonados, ginetas, tejones, cabras montesas, corzos, garduñas, zorros y conejos.

En la costa se encuentra el Monumento Natural de las Dunas de Artola, uno de los pocos espacios naturales protegidos en primera línea de playa de la Costa del Sol, que contiene ejemplares de barrón o cardo marítimo, narciso de mar y arbustos como la sabina caudada. Del ecosistema submarino de las aguas marbellíes destaca la Posidonia oceanica, planta endémica del Mediterráneo presente en la zona de Cabopino.

Según datos el censo del INE de 2011, Marbella cuenta una población de 138.662 habitantes, por lo que se sitúa como la segunda ciudad más poblada de la provincia de Málaga y la octava de Andalucía. A diferencia de otras localidades de la Costa del Sol, Marbella ya contaba con una población significativa antes de la explosión demográfica inducida por el boom turístico del los años 1960. En 1950 se contabilizaban casi 10.000 habitantes, aunque el crecimiento demográfico ha sido igual de espectacular que el de otros municipios vecinos. Así, entre 1950 y 2001, la población creció un 897%, siendo la década de los años 1960 la que presenta un mayor aumento relativo, con un 140,65%.

De la población marbellí de 2001, sólo un 26'2% había nacido en el municipio, siendo la tasa de extranjeros un 15'9%, y estando la diferencia en los nacidos en otros municipios de España.

Durante los meses de verano la población en Marbella se incrementa hasta un 30% con la llegada de turistas y de foráneos que tienen su segunda residencia en la localidad. Según un estudio de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental basado en la producción de residuos sólidos urbanos, en 2003 Marbella tenía una población real de unos 246.000 habitantes, es decir, casi el doble de la población de derecho del censo de 2008. Cálculos del ayuntamiento de 2010 sobre el volumen de residuos estiman que la población durante los meses de verano ronda las 400.000 personas, mientras que fuentes policiales la cifran en cerca de 500.000, con picos de hasta 700.000 personas.

La población se concentra en dos núcleos principales: Marbella y San Pedro Alcántara. El resto se encuentra dispersa en multitud de urbanizaciones de los distritos de Nueva Andalucía y Las Chapas, situadas a lo largo de la costa y en las laderas de las sierras. Por distritos, la población en 2009 se distribuye según se muestra en la tabla adjunta.

Tradicionalmente a los habitantes de Marbella se les ha llamado "marbelleros" en lenguaje popular, y "marbellenses" en el culto, y así ha constado en diccionarios y enciclopedias. Sin embargo, desde mediados de la década de los cincuenta, a los de Marbella se les llama "marbellís" o "marbellíes", único gentilicio que aparece en la Real Academia Española.

El uso de "marbellí", como gentilicio, se debe a una iniciativa del escritor y periodista Víctor de la Serna (1896 - 1958), quien documentándose para una serie de artículos sobre "La marina de Andalucía" topó en la Historia de Málaga y su provincia, de Francisco Guillén Robles, con esta palabra que Robles usaba para designar a los habitantes de la Marbella musulmana. Este gentilicio, es el más usado siempre para hablar de los habitantes de Marbella, tanto por los medios de comunicación, como por la gente ajena a la ciudad. Sin embargo, los nativos de Marbella usan la palabra "marbelleros" para referirse a ellos, llegando incluso a algunos resultarles molesta la palabra "marbellí". Por eso, mantienen la postura de que cuando hablan de "marbelleros" se refieren a la gente que ha nacido allí, y cuando hablan de "marbellíes" se alude a los habitantes de Marbella, en general.

En el término municipal se han encontrado restos que atestiguan que ya estuvo habitado desde el Paleolítico y durante el Neolítico. Algunos autores opinan que el origen de la actual Marbella podría ser un asentamiento fenicio de los que abundaron en la costa de la provincia de Málaga. Sin embargo, no se han encontrado restos de ningún asentamiento significativo, aunque sí han aparecido diversas piezas en diferentes puntos del término municipal, como en los yacimientos de Río Real y Cerro Torrón.

Queda probada la existencia de un núcleo de población romana en lo que hoy es el Casco Antiguo: los sillares de la muralla los tres capiteles jónicos incrustados en ella, recientes descubrimientos en la calle Escuelas y otros muchos restos dispersos en la población así lo atestiguan. También encontramos otros asentamientos romanos junto a los ríos Verde y Guadalmina: villa romana de río Verde, termas romanas de Guadalmina y los restos de la basílica paleocristiana de Vega de Mar, que rodeada por una necrópolis visigoda prueba la continuada presencia humana posterior en la zona.

Durante la época islámica, y tras arrasar los normandos las costas de Málaga, los musulmanes fortificaron la plaza, construyendo en el siglo X un castillo y, posteriormente, varias torres almenaras y una cerca que protegía la ciudad. Esta se componía de calles estrechas y pequeñas edificaciones con grandes patios, siendo las edificaciones más notables la alcazaba y la mezquita. El núcleo urbano estaba rodeado por huertas, siendo los cultivos más afamados los higos y las moreras para la producción de gusanos de seda. El nombre actual puede derivar del nombre que los árabes le dieron: Marbal·la (مربلة) , que a su vez, conforme a algunos estudios lingüísticos, deriva de un topónimo íbero anterior.

Durante la época de los primeros reinos de taifas, Marbil-la fue disputada por las taifas de Algeciras y Málaga, cayendo finalmente en la órbita de la segunda, que a su vez pasaría a formar parte posteriormente del Reino Nazarí. En 1283 el sultán meriní Abu Yusuf lanzó una campaña contra el Reino de Granada en tierras de Málaga. La paz entre meriníes y nazaríes se alcanzaría con la firma del Tratado de Marbella el 6 de mayo de 1286, mediante el cual se restituyen al monarca nazarí todas las posesiones meriníes en Al-Ándalus.

El 11 de junio de 1485 la localidad pasa a manos de la Corona de Castilla, sin derramamiento de sangre. Los Reyes Católicos le otorgan el título de ciudad y la convierten en cabecera de comarca y en realengo. Es en esta época cuando se construye la Plaza de los Naranjos, siguiendo los diseños urbanísticos castellanos, y algunos de los históricos edificios que la rodean.

A partir de 1644 se introduce la caña de azúcar, cuyo cultivo se expande por toda la costa malagueña, dando lugar a la aparición de trapiches, como el Trapiche del Prado de Marbella. También en este siglo se levantan el Fuerte de San Luis, sobre el que ahora se encuentra el Hotel El Fuerte, y las iglesias del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y del Calvario.

A principios del siglo XIX surgieron los altos hornos de Marbella, que funcionaban con hierro de la mina de Ojén y madera de la sierra, y que fueron los primeros altos hornos civiles de España, llegando a producir hasta un 75% del hierro colado del país. En 1860 el Marqués del Duero funda una colonia agrícola, dando origen al núcleo de San Pedro Alcántara. De forma simultánea, en esa misma década comienza la desmantelación de la industria siderúrgica radicada en las ferrerías de El Ángel y La Concepción, afectando a las relaciones de producción de la población, que hubo de volver a las ocupaciones de la agricultura y la pesca. A esta situación se une la crisis generalizada de la agricultura tradicional, agravada por la plaga de la filoxera, que supone para Marbella altas cifras de paro y pobreza y la hambruna de muchos jornaleros que llegan a morir de inanición.

La instalación en las infraestructuras de la ferrería de El Ángel en 1871 de la empresa minera británica The Marbella Iron Ore Company & Limited vino a aliviar momentáneamente esta situación, e incluso convirtió a la ciudad en foco de atracción de inmigración, aumentando así su población. Sin embargo, esta empresa no superó la crisis industrial de finales de siglo, cerrando sus puertas en 1893 ante la dificultad de colocar en los mercados la magnetita extraída.

A fines del siglo XIX, Marbella contaba con un núcleo urbano compuesto por tres sectores: el Barrio Principal, el Barrio Alto o de San Francisco y el Barrio Nuevo, y tres núcleos menores dispuestos alrededor de las antiguas ferrerías y de la granja-modelo de la colonia de San Pedro Alcántara además de viviendas aisladas en huertas y cortijos. La población se divide entre un reducido grupo de oligarcas y el pueblo, siendo la clase media prácticamente inexistente.

En las primeras décadas del siglo aparecen los primeros hoteles: el Comercial, inaugurado en 1918, y el Miramar, que abrió sus puertas en 1934.

Durante el período de la II República, Marbella experimenta importantes transformaciones sociales motivadas por una fuerte movilización política y social. En los inicios de la Guerra Civil Española, Marbella fue, junto con Casares, el pueblo de la comarca occidental malagueña donde se manifestó con mayor intensidad la violencia anticlerical. Varios edificios religiosos de la ciudad fueron incendiados el día después del fallido levantamiento que dio origen a la Guerra Civil, entre ellos la Iglesia de Santa María de la Encarnación y la Iglesia de San Pedro Alcántara, de las que sólo quedaron en pie las estructuras.

Tomada por el Bando Nacional con ayuda de tropas de la Italia Fascista durante los primeros meses de la guerra, Marbella se convierte en refugio de destacados dirigentes nazis como Léon Degrelle y Wolfgang Jugler, y en un lugar predilecto para el ocio y el negocio de numerosas personalidades falangistas como José Antonio Girón de Velasco y José Banús, amigos personales del dictador y responsables del desarrollo urbanístico que se inicia en Marbella en los años 1960. En este proceso de expansión urbanística participan no sólo personas hasta entonces ajenas a la localidad, como los citados, sino también las autoridades y dirigentes locales del partido único, una vez eliminada físicamente y de manera casi absoluta la oposición republicana.

Tras la Segunda Guerra Mundial, apareció en Marbella Ricardo Soriano Scholtz von Hermensdorff, Marqués de Ivanrey, quien hizo propaganda de Marbella entre sus ricos y famosos amigos. Ricardo Soriano adquirió una finca situada entre Marbella y San Pedro y allí construyó un complejo hotelero denominado "Venta y Albergues El Rodeo", dando comienzo al desarrollo del turismo de lujo en Marbella. Su sobrino, Alfonso de Hohenlohe, adquirió la finca Santa Margarita, embrión de lo que en 1954 sería el Marbella Club. Los pasos de estos serían secundados más tarde por miembros de otras conocidas familias europeas: Bismarck, Rothschild, Thurn und Taxis, Metternich, Goldsmith, de Mora y Aragón, Salamanca (Marqués de Salamanca y Conde de los Llanos) o la familia Thyssen-Bornemisza, convirtiendo a Marbella en un punto de encuentro de la jet set internacional.

El casco antiguo de Marbella abarca el antiguo recinto amurallado y los dos arrabales históricos de la ciudad: el Barrio Alto, que se extiende hacia el norte, y el Barrio Nuevo, situado al este. El antiguo recinto amurallado conserva la misma planta aproximadamente que en el siglo XVI. Aquí se encuentra la Plaza de los Naranjos, ejemplo del urbanismo castellano del renacimiento, trazada tras la conquista cristiana, y que constituye el centro neurálgico del casco antiguo. Alrededor de la plaza se disponen tres edificios notables: la casa consistorial, erigida por los Reyes Católicos; la casa del Corregidor, de fachada gótico-mudéjar y renacentista; y la Ermita de Santiago, el templo religioso más antiguo de la ciudad, anterior a la plaza, ya que no está alineado con ella, por lo que se cree que data del siglo XV. Otros edificios interesantes del centro son la Iglesia de Santa María de la Encarnación, de estilo barroco, iniciada en 1618, la Casa del Roque y los restos del castillo y la muralla defensiva árabe, así como la Capilla de San Juan de Dios, el Hospital Real de la Misericordia y el antiguo Hospital Bazán, todas ellas de estilo renacentista.

En el Barrio Alto destaca la Ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz, construida en el siglo XV y ampliada en el siglo XVIII, de la que destaca la torre cuadrada con un tejado cubierto por cerámica vidriada. Este barrio también se conoce como barrio de San Francisco por un convento franciscano ya desaparecido. El Barrio Nuevo, separado del recinto amurallado por el Arroyo de la Represa, carece de edificaciones monumentales pero conserva su trazado original y buena parte de sus sencillas casas de cal, teja y vigas de madera, con huerto y un pequeño corral.

Entre el casco antiguo y el mar, en la zona conocida como ensanche histórico, se sitúan el Paseo de la Alameda, donde se encuentra un pequeño jardín botánico, y la Avenida del Mar, una vía ajardinada con fuentes y una colección de diez esculturas de Salvador Dalí, que comunica el casco antiguo con la playa. Hacia el oeste de esta vía, pasando el Faro de Marbella, se encuentra el Parque de la Constitución, que alberga al auditorio del mismo nombre, y los Apartamentos Skol.

En la Milla de Oro, es decir, en los cuatro kilómetros aproximados que separan el núcleo urbano de Marbella de Puerto Banús, se localizan algunas de las residencias más lujosas de Marbella, como el Palacio del Rey Fahd, así como algunos de los hoteles más emblemáticos, como son el Meliá Don Pepe, el Hotel Marbella Club y el Hotel Puente Romano.

Nueva Andalucía es una zona iniciada con el boom turístico, en la que destacan los restos de la villa romana de Río Verde y la Colonia de El Ángel, antigua ferrería convertida en colonia agrícola, donde se encuentra el Jardín Botánico El Ángel, con tres estilos de jardín diferentes.

En el núcleo de San Pedro Alcántara destacan dos construcciones industriales del siglo XIX: el Trapiche de Guadaiza y el Ingenio Azucarero, que en la actualidad alberga el Centro Cultural el Ingenio. El patrimonio decimonónico de San Pedro lo completan dos edificios de estilo colonial: la Iglesia y la Villa de San Luis, residencia del Marqués del Duero.

Junto a San Pedro, en las inmediaciones de la desembocadura del río Guadalmina, se encuentran algunos de los más importantes conjuntos arqueológicos de Marbella: la Basílica paleocristiana de Vega del Mar, las termas romanas de Las Bóvedas y la torre homónima. También destaca el yacimiento de Cerro Colorao, situado junto al término de Benahavís.

En la zona oriental del municipio, en el distrito de Las Chapas destaca el yacimiento de Río Real, situado en un promontorio cerca de la desembocadura del río que le da nombre. Se trata de un asentamiento que posiblemente se remonte al siglo VIII a. C. y seguramente se trate de un emplazamiento fenicio, dado que se encuentra cercano a unas antiguas minas de hierro. Se han encontrado platos, cuencos carenados, lucernas y cerámica de tipo fenicio y otras indígenas y griegas. También se localizan aquí otras dos torres almenaras: la Torre Río Real y la Torre Ladrones. Entre los establecimientos turísticos es notable la Ciudad Residencial Tiempo Libre, conjunto arquitectónico del movimiento moderno inscrito Bien de Interés Cultural desde 2006, y el antiguo Hotel Marbella Hilton, en la actualidad Hotel Don Carlos, obra del arquitecto Melvin Villarroel del mismo estilo que el anterior.

Los 27 km de litoral del término de Marbella se dividen en 24 playas de diferentes características, aunque, debido a la expansión urbanística del municipio, todas son playas urbanas o semiurbanas. En general se trata de playas de oleaje moderado con arena dorada u oscura de grano fino, medio o grueso, siendo posible también encontrar alguna de grava. El grado de ocupación suele ser alto o medio, especialmente durante los meses de verano, cuando se concentra la llegada de turistas. Entre ellas, pueden citarse la playa de Artola o Cabopino, situada en la zona protegida de las Dunas de Artola, junto al puerto de Cabopino, por ser una de las pocas playas nudistas de Marbella; las de Venus y La Fontanilla, céntricas y muy frecuentadas; y las de Puerto Banús y San Pedro Alcántara, que cuentan con bandera azul.

La administración política de la ciudad se realiza a través de un Ayuntamiento de gestión democrática cuyos componentes se eligen cada cuatro años por sufragio universal. El censo electoral está compuesto por todos los residentes empadronados en Marbella mayores de 18 años y nacionales de España y de los restantes estados miembros de la Unión Europea. Según lo dispuesto en la Ley del Régimen Electoral General, que establece el número de concejales elegibles en función de la población del municipio, la Corporación Municipal de Marbella está formada por 27 concejales.

Tras Jesús Gil, el cargo de alcalde fue ocupado por Julián Muñoz, expulsado de su cargo por una moción de censura, tras cesar a Juan Antonio Roca, asesor de urbanismo. Julián Muñoz acumula en torno a un centenar de causas judiciales pendientes en la Audiencia de Marbella. En 2003, tras la moción de censura que expulsó a Julián Muñoz, el cargo fue ostentado por Marisol Yagüe, quien también se encuentra desde 2006 procesada judicialmente. Ese año, tras ser detenidos bajo acusaciones de corrupción la alcaldesa y otros miembros del ayuntamiento de la ciudad, el pleno del Senado Español aprobó por unanimidad el informe de la Comisión General de Comunidades Autónomas decretando la disolución del Ayuntamiento de Marbella, caso insólito y nunca antes acaecido en la España moderna. La investigación se conoce como Caso Malaya y se ha saldado con 24 detenidos y la incautación de bienes por valor de 2.400 millones de euros. El legado de destrucción ambiental y de masificación en Marbella a principios de 2006 tiene un claro exponente en la cifra de 30.000 viviendas ilegales construidas en el término municipal y una falta de infraestructuras educativas y sanitarias considerable. Actualmente el término "urbanismo marbellí" es sinónimo de corrupción urbanística.

Desde 2007 y por vez primera vez en el consistorio marbellí, gobierna el Partido Popular.

En la pasada legislatura (2007-2011) el Partido Popular obtuvo 16 concejales, estando los restantes repartidos entre el Partido Socialista Obrero Español, con 10, e Izquierda Unida-Los Verdes-Convocatoria por Andalucía, con 1.

El equipo de gobierno está formado por, además de la alcaldesa, tres tenientes de alcalde: el primer teniente, el segundo y el Teniente de Alcalde de San Pedro Alcántara. Además existen dos puestos de directores de área, uno para el área de Nueva Andalucía y otro para el área de Las Chapas; un puesto de Coordinador General de Hacienda y Personal; y trece delegados para las áreas de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Régimen Interior y Nuevas Tecnologías, Comercio y Vía Pública, Salud y Servicios, Juventud y Deportes, Urbanismo, Obras y Servicios Operativos, Bienestar Social, Limpieza y Medio Ambiente, Cultura, Enseñanza y Mujer, Turismo y Empleo, Transportes y Circulación y Fiestas y Distrito Marbella Centro.

El Presupuesto General de 2009 es de 262.560.148'33 € de los que 141.816.945'40 € están destinados a gastos de personal y el resto repartidos entre gastos corrientes y servicios, gastos financieros, inversiones, etc.

Marbella es la cabeza del Partido Judicial número 6 de la provincia de Málaga, cuya demarcación comprende a la ciudad más los municipios de Benahavís, Istán y Ojén, atendiendo una población aproximada de 138.000 habitantes, en cinco juzgados de instrucción y otros cinco de primera instancia.

Según datos de 2003, Marbella es uno de los municipios de mayor renta familiar disponible por habitante de Andalucía, sólo superada por Mojácar e igualada por otros cuatro municipios, siendo uno de ellos el vecino Benahavís.

Su tejido empresarial estaba compuesto por 17.647 establecimientos en 2005, lo que supone un 14'7% del total de la provincia de Málaga, mostrando además un mayor dinamismo que la propia capital provincial en cuanto a crecimiento durante el período 1998-2004, cuando creció un 9% comparado con el 2'4% de Málaga. En comparación con el resto de Andalucía, el volumen del tejido productivo de Marbella es superior a otros municipios con una población similar, situándose incluso por encima de las capitales de Almería, Huelva y Jaén.

Como en la mayor parte del litoral andaluz, la economía de Marbella se articula en torno a las actividades terciarias. El sector servicios concentra el 60% del empleo, mientras que el comercio ocupa casi el 20%. Las principales ramas del sector servicios son la hostelería y las actividades inmobiliarias y de servicios a empresas, lo que constata la importancia del turismo en la economía marbellí. Por su parte, los sectores de la construcción, industrial y agrario representan el 14'2%, el 3'8% y el 2'4% del empleo respectivamente.

El número de establecimientos empresariales del sector servicios representa el 87'5% del total, mientras que los dedicados a la construcción suponen un 9'6% y los industriales, un 2'9%. En cuanto al tamaño de estas empresas, un 89'5% tiene menos de 5 trabajadores y sólo un 2'3% tiene una plantilla superior a los 20 empleados.

Según un estudio del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA) basado en 14 variables (ingresos, equipamientos, formación, etc.), Marbella era en 2008 el municipio andaluz con mayor bienestar social y calidad de vida. De acuerdo con los resultados del estudio, Marbella está en las primeras posiciones de Andalucía en cuanto a número de clínicas privadas, infraestructuras deportivas y colegios privados.

El municipio de Marbella está atravesado en sentido este-oeste por la N-340, la Autovía del Mediterráneo (A-7) y la Autopista del Sol (AP-7), que conectan la ciudad con Estepona y Algeciras por un lado y con Málaga y su aeropuerto (situado a 45 km), por el otro. Estas vías, además, constituyen el principal eje de comunicación entre los distintos núcleos y urbanizaciones del término municipal.

Hacia el interior parten la A-397 y la A-355. La primera se dirige hacia Ronda a través de la Serranía de Ronda. La segunda atraviesa Ojén para adentrase en la Sierra de las Nieves y el Valle del Guadalhorce. Otras dos carreteras secundarias comunican Marbella con los vecinos pueblos de Istán (A-7176) y Benahavís (A-7175).

En cuanto al transporte marítimo, los cuatro puertos de Marbella son de uso recreativo principalmente, aunque tanto Puerto Banús como el Puerto de la Bajadilla están habilitados para la recepción de cruceros, pero ninguno opera rutas regulares con otros puertos. El de la Bajadilla, además, es la sede de la cofradía de pescadores de Marbella y por lo tanto se utiliza para el transporte de mercancías.

Marbella es el municipio más poblado de la Península Ibérica que no cuenta con una estación ferroviaria en su territorio, y es, junto con Torrevieja, una de las dos ciudades de más de 100.000 habitantes a las que no llega el ferrocarril.

No obstante está en proyecto la construcción del corredor de la Costa del Sol, con el que se planea unir Málaga con Algeciras y que contará con varias paradas en Marbella, de las que posiblemente una de ellas sea de alta velocidad. Hasta entonces, la estación de cercanías más próxima es la de Fuengirola, a 27 km, y las de larga distancia la de Málaga-María Zambrano, situada en la ciudad de Málaga, a 57 km, y la Estación de Ronda, también a 57 km.

La mayor parte de los servicios de autobuses interurbanos están operados por CTSA-Portillo y comunican Marbella con los mayores centros urbanos de la Costa del Sol Occidental, Málaga y su aeropuerto y municipios cercanos del interior (Benahavís, Ojén, Ronda), así como con el Campo de Gibraltar (La Línea y Algeciras), algunas de las principales ciudades de Andalucía (Almería, Cádiz, Córdoba, Jerez, Granada, Jaén, Sevilla y Úbeda) y Mérida, en Extremadura. Desde la estación central de autobuses también parten servicios a otros destinos nacionales, Madrid y Barcelona, e internacionales: Bruselas, Ámsterdam, Luxemburgo, París, Zurich y Rabat.

Marbella no está formalmente integrada en el Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga, aunque las siguientes líneas operan en su territorio:

La red de servicios de autobuses urbanos está operada por la misma empresa bajo el nombre de Urbanos de Marbella y se compone de siete líneas diurnas y una nocturna que realizan los siguientes recorridos:

Dada la diversidad étnica de Marbella en la ciudad se editan periódicos y revistas en varias lenguas europeas, entre las que se pueden citar La Tribuna de Marbella (en español), Sydkusten (en sueco) y Costa del Sol Nachrichten (en alemán). Además, Diario Sur (en español), Sur in English (en inglés) y La Opinión de Málaga (en español) cuentan con redacciones en la ciudad. Entre las revistas especializadas destacan, por su número, las dedicadas a moda y lifestyle como Absolute Marbella, Essential Magazine, The European Magazine, Transform Magazine (todas en inglés) y Das Aktuelle Spanienmagazin (en alemán), y Andalucía Golf y España Golf, revistas mensuales bilingües español-inglés con una tirada total de 45.000 ejemplares que se distribuyen por toda España.

Asimismo, Marbella cuenta con varias emisoras de televisión local, como son Radio Televisión Marbella , o M95 Televisión, y Costa Sur Televisión, así como varios diarios de noticias digitales como La Voz de Marbella y Diario de Marbella.

Además de los eventos culturales propios de Andalucía, en Marbella tienen lugar diversos festivales de carácter anual, principalmente entre los meses de junio y octubre, así como otros actos celebrados esporádicamente. A la música están dedicados el Festival Internacional de Ópera de Marbella, celebrado en agosto desde 2001; el Marbella Reggae Festival, celebrado en julio; y el Festival Internacional de Jazz de Marbella, celebrado en junio en diferentes localizaciones de la ciudad, entre las que se encuentran la playa, un barco o el casco antiguo. Asimismo se llevan a cabo el Festival Internacional de Cine de Marbella, la Muestra de Cine Español y el Festival de Teatro Independiente.

Para la realización de estos y otros actos, la ciudad cuenta con una infraestructura de espacios escénicos compuesta por centros de gestión pública y privada, como son el Auditorio del Parque de la Constitución, el Centro Cultural el Ingenio, el Teatro Ciudad de Marbella o el Black Box Teatro, entre otros. Además, existe un conservatorio de música, un cine club y varios multicines, que proyectan películas tanto en versión original como dobladas al castellano.

Por otro lado, la I Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Marbella, conocida también como MARB ART, se celebró en 2005 con obras de fotografía, pintura, escultura y diseño gráfico de más de 500 artistas, y desde entonces se celebra anualmente en el palacio de congresos. Al año siguiente, en 2006, se inauguró la extensión del Ateneo de Málaga en Marbella, dedicado al desarrollo de actividades artísticas y culturales. Y en 2009, el Festival Internacional de Arte Marbella y el I Festival Todo Danza.

Entre las asociaciones culturales destaca la Asociación Cilniana, organización dedicada a la protección y promoción del patrimonio de Marbella y otros municipios vecinos, que edita su propia revista cultural. Por otro lado, desde 2009, la ciudad cuenta con la Universidad de Marbella, la primera universidad privada de la provincia de Málaga y la única angloparlante de Andalucía.

En Marbella aún se producen artesanalmente alfombras, artículos de cobre, cuero, latón, madera y piel, bordados, bronce, calados, cerrajería artística, escayola, forja tradicional y artística, joyería, macramé y talla de mármol.

La gastronomía tradicional de Marbella es aquella del litoral malagueño y está basada en el pescado. El plato más típico es el pescaíto frito, que puede hacerse con boquerones, jureles, salmonetes y calamares, entre otros. Además también son típicos el gazpacho y el ajoblanco. En repostería destacan las tortas de aceite, los roscos de vino, los borrachuelos, las torrijas y los churros. Al margen de esta cocina tradicional, existen en Marbella restaurantes de casi todas las regiones del mundo y de cocina internacional, nouvelle cuisine y de fusión.

En junio se celebran la Feria y Fiestas en honor al patrón de Marbella, San Bernabé. Durante una semana se desarrollan actividades y actuaciones variadas que se dividen en dos: la Feria de Día, que comenzó en el Casco Antiguo y ahora se celebra en la Avda. Doctor Maíz Viñals, y la Feria de Noche, que tiene lugar en Arroyo Primero.

En octubre se celebra la Feria y Fiestas en honor al patrón de San Pedro Alcántara, que igualmente dura una semana completa. Entre estas dos grandes ferias tienen lugar otras menores como son: la Feria y Fiestas de Nueva Andalucía, las de Las Chapas y las de El Ángel.

Además, a lo largo de la temporada de verano (de julio a octubre) se celebran en la mayoría de los barrios de Marbella fiestas que durante unos días animan la actividad de la zona con bailes, concursos y otras actividades organizadas por las asociaciones del barrio. Entre las más conocidas están: Santa Marta, Salto del Agua, Leganitos, Divina Pastora, Trapiche, Plaza de Toros y Miraflores.

Otras fiestas y celebraciones locales incluyen la Romería a la Cruz de Juanar (en el mes de mayo), la Virgen del Carmen (en julio), la Romería Virgen Madre (en agosto) y el Día del Tostón (en noviembre), celebración tradicional que consiste en ir al campo para asar castañas.

Marbella es el escenario principal de la película de Santiago Segura Torrente y su secuela Torrente 2: Misión en Marbella. Se rodó una miniserie llamada El Pacto que se emitio en TeleCinco y LaSiete .También aparece en el thriller político Syriana y en Munich, de Steven Spielberg, así como en la comedia finlandesa Uuno Epsanjassa, la coproducción hispano-norteamericana Marbella, un golpe de cinco estrellas y en producciones españolas de finales de los sesenta y de los setenta destinadas a promocionar el turismo, tales como Fin de semana al desnudo o El turismo es un gran invento.

Las instalaciones deportivas municipales de Marbella se componen de un Estadio y un Centro Deportivo Municipal y una serie de polideportivos repartidos por el término municipal, como son el de Vega del Mar, el de Río Huelo o el de Paco Cantos, así como un centro de alto rendimiento de gimnasia rítmica. Entre las instalaciones privadas se cuentan 21 campos de golf, cuatro puertos deportivos: Puerto Banús, Puerto de Marbella, Puerto Deportivo de Marbella y Puerto de Cabopino; así como numerosos clubes para la práctica de la equitación, tenis, vuelos ultraligeros, etc. y numerosos gimnasios.

Existen clubes deportivos de numerosos deportes, siendo una de las pocas ciudades españolas que cuenta con un equipo profesional de fútbol americano, los Marbella Sharks. El principal club de fútbol de la ciudad es la UD Marbella, que milita en la Tercera División española. La UD Marbella es el sucesor directo del antiguo Club Atlético Marbella, el cual tuvo su época dorada a mediados de los años 90, ascendiendo consecutivamente en las temporadas 1990-91 de 3ª División a 2ªB y en la 1991-92 de 2ªB a 2ªA.Tiene un club de baloncesto C.B. Marbella con una cantera impresionante de jugadores/as y con un equipo hasta la temporada pasada en categoría nacional.

Marbella es el escenario de algunos eventos deportivos de carácter nacional e internacional. Destacan los eventos de tenis, como son el Andalucía Tennis Experience y el desaparecido Torneo de Marbella. También en este deporte se ha celebrado la semifinal de la Copa Davis 2009. Otro evento destacable es el Grand Prix Costa del Sol de vela.

Entre los eventos deportivos locales se pueden citar la travesía a nado del puerto deportivo de Marbella, el torneo de vóley playa, el acuatlón Ciudad de Marbella, la carrera Ciudad de Marbella o la caminata popular de San Pedro Alcántara.


Este articulo puedes encontrarlo en la wikipedia bajo licencia: http://creativecommons.org/
©webdelayuntamiento.com